AMOR ENTRE FACHOS: Salen a la luz las supuestas apasionadas cartas de Jaime Guzmán a Pablo Longueira

AMOR ENTRE FACHOS: Salen a la luz las supuestas apasionadas cartas de Jaime Guzmán a Pablo Longueira

La hipocresía de los fachos queda al descubierto
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Tener una orientación sexual distinta a la mayoría, no tiene nada de extraño o condenable. Es algo tan natural y normal como la vida misma y eso debe ser respetado. La que si debe ser condenada como conducta lesiva para la sociedad, es la doble moral y la hipocresía con la cuál la derecha a tratado de moldear la sociedad chilena desde siempre, pero con mayor intensidad desde el sangriento golpe de estado de los empresarios el año 1973.

Hace poco apareció un libro donde se ponen al descubierto, las orgias que realizaba la dictadura empleando a reconocidas figuras de la TV de la época con fines de espionaje. Hoy se dan a conocer una serie de cartas amorosas de Jaime Guzmán, ideólogo de la derecha y uno de los creadores de la constitución maldita de 1980 dirigidas a Pablo Longueira.

A continuación, develamos fragmentos de su correspondencia personal, guardada durante años por un ex miembro del MIR.

Luego de permanecer durante años escondidas, las cartas descubiertas por el nieto de un miembro del MIR ya fallecido, han visto la luz. Son más de 200 que comienzan a escribirse en 1984, cinco años después de que Pablo Longueira conociera a Jaime Guzmán. Se cree que éstas fueron sustraídas desde la residencia de Longueira, en una arriesgada operación que buscó hacer temblar a la Dictadura, pero que prefirió postergarse como la guinda de la torta que nunca llegó.

A fines de 1979, un joven estudiante de Ingeniería de la Universidad de Chile, asiste a una clase en la católica casa de estudios rival.


En una de sus aulas, un hombre tímido, pero de voz cautivante habla sobre democracia y contra el cáncer marxista, aprovechando de adoctrinar sobre el Gremialismo. Esto fue suficiente para cautivar el corazón de Pablo Longueira, quien en ese entonces presidía el centro de alumnos de la Facultad de Ingeniería de la Chile.

Como adelanto exclusivo de la Revista Disidencia Sexual, dan a conocer dos cartas inéditas que escribió el fundador de la UDI, a su amado Pablo Longueira: 

Longueira: 

Pablo Longueira y Jaime Guzmán... 00102

1 de Abril de 1987

Mi Hitler Criollo, Me encantó ver hoy la alegría en tus ojos por la visita del Papa. Es un día único en que este mensajero de la vida nos visita y siéntete orgulloso de poder ver a esta Santidad, tan orgulloso como me siento yo de tenerte algunos días a solas en mi casa de Las Condes. 
¿Cuándo vendrás a visitarme? 
Te puedo preparar una rica carne cocida, tal como te gusta a ti y podemos aprovechar de repasar algo las enseñanzas de Escrivá.

Tuyo, Jaime G.

Pablo Longueira y Jaime Guzmán... 00103

20 de marzo de 1986

Mi querido Pablo, No quiero que malinterpretes lo que ocurrió anoche en mi departamento, simplemente mi cariño hacia a ti me hace imposible no acariciarte. Me siento tan seguro a tu lado, eres tan fuerte, tan perfecto, tan educado. Te encanta soñar, imaginarte sueños para nuestra patria, para el futuro de nuestra nación que necesita de jóvenes con principios tan claros y antimarxistas como los tuyos.
Pablo, tú eres tan masculino… y eso me gusta.

Me quedaría escribiéndote toda la noche estas cartas que son nuestra historia, pero tengo que ponerme a trabajar para el Ministerio del Interior, porque fíjate que siguen existiendo liberales retrógrados- como ése tal Allamand- que quieren poner en peligro Nuestra Patria y osan con pensar que el Presidente no debe estar en el plebiscito del 89.

Un beso puro y fraterno para ti, mi mejor camarada.
J. G.

Con información de agencias y disidenciasexual

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario