ARRESTO DOMICILIARIO PARA 13 DE NUESTRXS COMPAÑERXS

ARRESTO DOMICILIARIO PARA 13 DE NUESTRXS COMPAÑERXS

El dia de hoy y de manera inesperada, aunque del todo justa y demostrando un poco de la humanidad que hemos estado reclamando durante meses , el juez Daniel Urrutia, basado en un acuerdo del comité de jueces del Séptimo Juzgado de Garantía, tribunal al que pertenece, decidió de oficio -es decir sin mediar petición alguna- sustituir la prisión preventiva que pesaba sobre 13 compañerxs por la medida cautelar de arresto domiciliario total, argumentando para ello el riesgo de contagio de coronavirus que hay en las cárceles chilenas.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

El dia de hoy y de manera inesperada, aunque del todo justa y demostrando un poco de la humanidad que hemos estado reclamando durante meses , el juez Daniel Urrutia, basado en un acuerdo del comité de jueces del Séptimo Juzgado de Garantía, tribunal al que pertenece, decidió de oficio -es decir sin mediar petición alguna- sustituir la prisión preventiva que pesaba sobre 13 compañerxs por la medida cautelar de arresto domiciliario total, argumentando para ello el riesgo de contagio de coronavirus que hay en las cárceles chilenas. Los indagados son parte de la causa que ellos han denominado “primera línea”, aunque se sabe que no todos los manifestantes detenidxs forman parte de esta, estxs compañerxs habían caído presos en una encerrona en las cercanías de la plaza la Dignidad. Aunque en principio lxs compañeros habían sido liberados días después, la Corte de Apelaciones revocó esta medida tras la apelación del Gobierno criminal y los envió a prisión preventiva hasta hoy.

En el documento, de la causa penal, el magistrado detalla que el Comité de Jueces del Séptimo Juzgado de Garantía, atendida la emergencia sanitaria y por razones humanitarias, ha decidido que todas y todos los jueces del tribunal revisen las causas donde existen personas sujetas a la medida de prisión preventiva de oficio, analizando cada juez un porcentaje de ellas, con el objeto de que en todos los casos donde sea posible una medida distinta de la prisión preventiva ésta se reemplace por una adecuada y proporcional, que asegure los fines del procedimiento y la salud de los prisionerxs y de la sociedad”.

El magistrado se basa para resolver esto en el estado de catástrofe decretado por la autoridad sanitaria el 19 de marzo. En ese sentido señala que “las cárceles son recintos donde la posibilidad de contagiarse es altamente probable atendido el hacinamiento y la imposibilidad de que las medidas sanitarias mínimas puedan ser implementadas razonablemente, prueba de esto, es la persistencia de la enfermedad de la tuberculosis en la población carcelaria, que al día de hoy no ha podido ser erradicada de nuestras cárceles”.

El juez además ponen énfasis en que a todo esto “se suma la cantidad de personas privadas de libertad con enfermedades de base que complicarían enormemente la respuesta del sistema de salud dentro de la población penal” y “que los internos en prisión preventiva, al igual que todas las personas tienen derecho a la salud y es deber del estado velar por su cuidado, no exponiéndolos innecesariamente a contagios de la epidemia que puedan evitarse tomando las medidas razonables”, lo que es más que justo y muestra el mínimo de empatía que se debe esperar de los supuestos garantes de la justicia.

Los 13 compañerx escogidos por el Séptimo Juzgado de Garantía que deberán abandonar hoy la cárcel para cumplir arresto domiciliario total, según la resolución, “no registran condenas anteriores y existe una más que razonable posibilidad que, de ser condenados, cumplan estas condenas en libertad dada la pena en abstracto a la cual se arriesgan por el delito que fueron formalizados”.

La resolución es firmada por Urrutia quien ordenó a Gendarmería dictar “orden de libertad inmediata”. Esperamos que estas mismas medidas sean tomadas en consideración por otros juzgados y que pronto por un tema de salud y de justicia el resto de los compañerxs detenidos ilegalmente queden en arresto domiciliario.

Sin embargo esto no quiere decir que vamos a dejar de luchar por lo que es justo, en todo caso aunque el sistema al verse rebasado por su inepto manejo de esta crisis y por la presión ejercida por familiares, abogados y representantes de derechos humanos se vio obligado a decretar esta medida, no quiere decir que este correcto de ninguna forma haber detenido de manera ilegal arbitraria y totalmente fuera de todo protocolo a nuestrxs compañerxs.

La lucha no se detiene, no compramos los sucedáneos de justicia que nos están vendiendo, en primer lugar los compañerxs no debieron estar allí y esto no quiere decir que nos vamos a callar,en esta lucha vamos con todo porque el modelo neoliberal no puede seguir jugando con nuestras vidas a conveniencia.

CON TODO SINO PAQUE

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario