COLOMBIA: ¡EL EJÉRCITO OPRESOR ES UN MACHO VIOLADOR! 7 SOLDADOS VIOLAN A NIÑA INDÍGENA DE 12 AÑOS

COLOMBIA: ¡EL EJÉRCITO OPRESOR ES UN MACHO VIOLADOR! 7 SOLDADOS VIOLAN A NIÑA INDÍGENA DE 12 AÑOS

Sin justicia no habrá paz. El pueblo debe levantarse y deshacerse de estos gobernantes que amparan estos atroces delitos.

Los efectos de una guerra iniciada por el Estado contra su propio pueblo en Colombia no cesan.

La militarización de las comunidades, en razón de la represión y de protección al narcotráfico por parte del narco Estado colombiano, van dejando una estela de dolor y muerte por los territorios, y cuando estos son habitados por gente humilde, campesinos e indígenas, la saña y la impunidad con la que actúan los agentes del narco Estado, llega a niveles aberrantes.

Los hechos aberrantes

Es así como este domingo, desapareció de su comunidad una niña pequeña de tan solo 12 años sin poder ser ubicada por sus familiares.

La niña del resguardo indígena Emberra Chamí, Fue secuestrada por un grupo de 7 soldados adscritos al batallón San Mateo de Pereira y brutalmente violada por estos representantes del narco Estado colombiano.

El aberrante caso se registró en predios de la comunidad indígena Menduará del Resguardo Gito Dokabú, del municipio de Pueblo Rico en Risaralda, límites con el Chocó.

El hecho fue confirmado por el Gobernador del Resguardo Unificado de Pueblo Rico, Juan Guillermo Arenas Nacavera, quien indicó que la niña desapareció el domingo, siendo encontrada en un estado lamentable de salud en una escuela del sector.

“La mamá estaba buscando a la niña extraviada. La niña apareció en el establecimiento educativo Pio XXII Agroambiental de Santa Cecilia donde estaban ahí los ejércitos, la niña no caminaba bien, caminaba coja, fue remitida al centro de salud y ahí fue donde se dieron cuenta que la niña la violaron siete soldados”, narró Arenas Nacavera.

Los siete soldados habrían sido entrevistados por la Policía y la Comisaría de Familia de Pueblo Rico, entidades que conocieron el caso de primera mano, y donde los uniformados aceptaron abiertamente haber cometido el inhumano crimen valiéndose de su condición de soldados.

Las autoridades indígenas están solicitando que los siete violadores con uniforme del Ejército sean entregados a la organización indígena para aplicarles la ley que a ellos los rige, y que el batallón San Mateo salga de la zona.

Deshacerse de estos gobiernos es la única salida

Mientras no se consiga terminar con el narco Estado, que se vale del ejército y la policía para proteger sus ilícitos negocios, este seguirá explotando y masacrando al pueblo colombiano y toda pretensión de paz y justicia, será solo una ilusión.

De no actuar la ciudadanía y deshacerse de estos gobernantes, se mantendrá la política de cerrar los ojos o mirar para otro lado, frente a las injusticias y crímenes cometido por la oligarquía narco delincuente que gobierna en forma ilegal Colombia.

Arriba lxs que luchan

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario