CUT recibe premio por no hacer nada a favor de las y los trabajadores

CUT recibe premio por no hacer nada a favor de las y los trabajadores

Urge organizar desde ya un nuevo tipo de sindicalismo de clase y combativo
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, ha recibido el premio Arthur Svensson a su gestión sindical por “los derechos de los trabajadores”. Si tal cuál lo leyó. No es un chiste ni una mala broma de humor negro.

Una CUT totalmente inútil que más parece cómplice de los patrones y del gobierno y como burla, nos llama a “cuando pase la pandemia, debatiremos sobre las nuevas condiciones laborales de los trabajadores”.

El premio gestionado por una fundación que integra diferentes organizaciones de trabajadores en Noruega, consiste en más de 50 millones de pesos que reciben esta dirigencia por guardar cómplice silencio frente a la ofensiva que estamos sufriendo de mano de los empresarios.

El nulo actuar de la central de trabajadores en Chile los últimos meses, se acrecienta producto de la pandemia y tiene una “oportuna” justificación para no cumplir el rol que debería tener en defensa de la clase obrera.

La actual situación de la clase obrera es francamente dramática. Por un lado, es forzada a mantenerse trabajando a riesgo de perder la vida. Por otro lado, es despedida, vacacionada sin sueldo, suspendidas las negociaciones colectivas, obligada a pagarse con el sistema de seguro de cesantía (ósea con sus propios recursos) y a soportar, una rebaja de sus sueldos y salarios en medio de una situación recesiva y de alza de la inflación en las últimas semanas.

Grandes empresas se autodefinen como pymes para optar a los beneficios del Estado, mientras despiden trabajadores sin paga y ofrecen su sonrisa sarcástica como regalo.

El gobierno de Piñera, se encarga de salvar a los empresarios con diversas medidas de rescate con el dinero de todas y todos los chilenos, destinando miles de millones de dólares en esos rescates. Todo esto ocurre mientras dice que, recurrirá al tribunal constitucional, para impedir el no pago de servicios.

Es en este marco, en el cual hemos visto a la CUT en una vergonzosa cuarentena y una actitud que más parece complicidad.

Urge organizar desde ya un nuevo tipo de sindicalismo de clase y combativo, que defienda los derechos de las y los trabajadores rompiendo las amarras con los partidos políticos y fundando otro tipo de central sindical.

Chile fue ejemplo de organización obrera y necesitamos recuperar esos niveles de participación, partiendo por democratizar las decisiones, las elecciones y los planes de lucha.

Es muy cierto que el capitalismo precarizó el trabajo y con ello disminuyó la organización sindical, pero el principal motivo de esta baja sindicalización es porque los dirigentes han vuelto inútiles a las organizaciones, entregando sin pelear la mayoría de los conflictos mientras la clase obrera ve disminuir sus derechos.

Nosotros no vamos a caer en lo mismo que hacen algunas organizaciones de exigir que la CUT y otras instancias sindicales, convoquen a una paralización o a una huelga, cuando se sabe que no lo harán. Pedirles eso a ellos es perder el tiempo. Vamos a denunciar su conducta y nos sumaremos a trabajar por el surgimiento del sindicalismo de clase y combativo, que recupere las mejores tradiciones de lucha del movimiento obrero

¡Aguante lxs que luchan!

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario