EL CRECIENTE TEMOR DEL CAPITALISMO FRANCÉS

EL CRECIENTE TEMOR DEL CAPITALISMO FRANCÉS

Se espera una masiva vuelta a la protesta social apenas pase la emergencia sanitaria.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Los servicios de inteligencia franceses avisan de una radicalización de la contestación social en el país tras el fin del confinamiento. Las críticas al gobierno aumentan mientras se escuchan voces que llaman a la unión de luchas entre los gilet jaunes y el sector sanitario.

Le Parisien ha tenido acceso a notas confidenciales del servicio de inteligencia. “El confinamiento no permite las manifestaciones, pero la ira de la sociedad no se debilita y la gestión de la crisis, que está siendo muy criticada, alimenta la protesta”, subraya la policía.

La policía destaca que la ira se está manifestando en los dos espectros de la política francesa; por una parte, la izquierda interpreta el confinamiento como el totalitarismo de un estado, mientras que la derecha alimenta teorías de la conspiración sobre el origen de la pandemia.

Según van pasando las semanas la sociedad francesa se muestra cada vez más crítica con la gestión que está haciendo el gobierno francés en la crisis del covid19.

132,591 infectados

14,393 muertos

27,186 recuperados


Según una encuesta de Ifop una mayoría amplia de franceses piensan que el gobierno ha ocultado información (81%), que el ejecutivo no ha actuado a tiempo (76%), que no está dando los medios necesarios a la sanidad (70%) y que no se está comunicando con claridad (68%).

La oposición y una parte de los profesionales de la sanidad, se quejan de la falta de máscaras y de test de detección del virus. Además, juzgan que las medidas de confinamiento, puestas en marcha el pasado 17 de marzo no son suficientemente duras.

El Gobierno francés está siendo además criticado por sus mensajes contradictorios; por un lado el llamamiento que hizo a votar en la municipales (15 de marzo), mientras que invitaba a las personas de mayor edad a quedarse en casa.

El gobierno insiste que esta es la pandemia más peligrosa desde hace un siglo, mientras insta a los franceses a ir al trabajo si pueden. También destacar que, hasta finales de marzo, los fallecidos por coronavirus en las residencias de mayores no eran contabilizados.

La pandemia en Francia está afectando especialmente a la región del Gran Este y a la región de París. En esta última las zonas de la banlieue son las que más sufren; las afueras de la capital, alta densidad, mayoría inmigrante, ingresos bajos y servicios públicos deteriorados.


Por otra parte, los trabajadores que no pueden permitirse el teletrabajo son las clases medias empobrecidas, en pequeñas ciudades y el entorno rural. Recordemos que el movimiento de los chalecos amarillos tuvo mucho arraigo en este espectro de la sociedad francesa.

Se espera una masiva vuelta a la protesta social apenas pase la emergencia sanitaria.

Agencias/PLRCHILE

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario