JUAN PABLO VIZCARDO Y GUZMAN. EL PRIMER IDEÓLOGO DE LA INDEPENDENCIA AMERICANA

JUAN PABLO VIZCARDO Y GUZMAN. EL PRIMER IDEÓLOGO DE LA INDEPENDENCIA AMERICANA

La historia de las luchas de los pueblos de América y del mundo por su verdadera libertad continúan, y seguirán dando nacimiento a hombres y mujeres de talla colosal que lideren sus aspiraciones hasta hacerlas realidad.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

A 272 AÑOS DE SU NACIMIENTO

Hugo Flores Del Carpio.

Perú, 26 de junio 2020.

PAMPACOLCA LO VIO NACER.

Nació en Perú, en la sierra arequipeña, bajo la protección del majestuoso nevado del Coropuna, en el actual distrito de Pampacolca, provincia de Castilla, el 26 de junio de 1748. Perteneció a una familia de ascendencia española que gozaba de una buena posición económica. Su padre fué Gaspar de Vizcardo y Guzmán y su madre Manuela de Zea y Andía. José Anselmo fue uno de sus hermanos y juntos escribirían una historia de libertad.

Pampacolca lo vió nacer, lo vió crecer durante sus primeros años, le formó los cimientos de su cultura y luego lo miraría partir para nunca más verlo caminar nuevamente por sus tierras. Juan Pablo se alejaría de su natal Pampacolca sin saber que se convertiría en su hijo más predilecto.

LA ORDEN DE LOS JESUÍTAS.

Cuzco siempre fue una urbe de mucha importancia, que concentraba gran parte del desarrollo del virreinato del Perú. Hasta esa ciudad imperial tienen que viajar Juan Pablo y su hermano José Anselmo para ponerse a estudiar en el Real Colegio de Nobles de San Bernardo, institución que estaba regentada por la orden de los jesuitas.

En 1760, tras la muerte del padre, la estabilidad de la que gozaban se ve alterada y toman la decisión, al año siguiente, de iniciar sus noviciados en la Compañía de Jesús y en 1763 realizan sus primeros votos. En el año 1767 los jesuitas son expulsados del Perú por órdenes del rey Carlos III. El joven Vizcardo, su hermano y sus compañeros son embarcados con destino a España, llegando a la bahía de Cádiz en agosto de 1768, a los 20 años de edad. Nunca más retornaría a su patria.

EL EXILIO EN ITALIA.

Presionados los jesuitas por la Corona española y con las ofertas de tramitarles toda la documentación personal y respetarles la propiedad de sus bienes, muchos toman la decisión de abandonar la orden, entre ellos se encontraban los hermanos Vizcardo y Guzmán.

El grupo es trasladado a Italia y las promesas hechas por la Corona nunca fueron cumplidas. Muy por el contrario, se les prohíbe retornar a sus lugares de origen bajo amenaza de muerte. Únicamente les otorgaron una mísera pensión.

Debido a las restricciones que les impuso España, pasaron años sin tener comunicación con sus familiares en Perú. Los hermanos Vizcardo y Guzmán, también hicieron todo lo posible por asumir la propiedad de la parte de la herencia familiar que les correspondía. En éste aspecto, sufren una decepción, sus hermanas los excluyen de tal derecho.

EN BUSCA DE LA LIBERTAD.

Desde su exilio en Italia, en Juan Pablo comienza a germinar el anhelo de independencia de hispanoamérica. El 4 de noviembre de 1780 se produce la Rebelión de Túpac Amaru II en Perú y en 1781 la noticia está difundida en Europa. Al enterarse de tal acontecimiento, Juan Pablo Vizcardo y Guzmán, se entusiasma  y se identifica con la sublevación y, como americano, asume su compromiso y responsabilidad de luchar por la independencia de hispanoamérica.

Comienza un largo batallar por conseguir la libertad de las colonias hispanoamericanas. Escribe, argumenta, expone razones, planifica, traza estrategias, busca apoyos y recurre a autoridades. Desarrolla un largo, pujante y paciente peregrinaje en busca de la independencia de hispanoamérica, activismo que lo convierte en enemigo de la Corona española.

EN INGLATERRA.

Aprovechando las circunstancias que ofrecía el conflicto bélico que mantenía España con Inglaterra, Juan Pablo se contacta con Jhon Udny, cónsul inglés en Liorna y le solicita el apoyo de Inglaterra a las colonias hispanoamericanas para lograr su independencia del dominio español. El cónsul lo relaciona con Sir Horance Mann, ministro inglés en Florencia y, por su intermedio, el gobierno de Inglaterra al verse interesado por los argumentos de Juan Pablo, lo invita a una reunión formal.

En 1782 llega a Londres y expone una detallada estrategia que los seduce aún más y se ofrece como guía e intermediario entre los hispanos e ingleses, pues hablaba muy bien el Inglés y el Quechua era su idioma materno. A consecuencia de ello, permanece en Londres dos años protegido por el gobierno inglés. Luego cambia el escenario político y Gran Bretaña firma un acuerdo de paz con España. Razón por la cual, las propuestas de Vizcardo dejaron de tener el mismo interés para los ingleses, emprendiendo Juan Pablo su retorno a Italia.

LA ILUSIÓN SIGUE VIVA.

De regreso a Italia continúa madurando y desarrollando sus ideas de libertad, les va dando mayor forma y argumento a las razones por las cuales hispanoamérica debería emanciparse de la Corona española. Por esa época, en 1785, fallece su hermano José Anselmo , quien siempre se mantuvo a su lado acompañándolo y dándole todo su apoyo. Juan Pablo tiene que continúar solo en su peregrinaje por la independencia.

Los conflictos sociales y políticos se agudizan en Francia y en 1789 estalla la revolución francesa y su impacto se extiende a otros países de Europa. Se da apertura a nuevos horizontes políticos y se comienza a hablar de soberanía popular, de libertad, igualdad, derechos del hombre, etc. Todo ello, va teniendo un gran efecto en las ideas de Juan Pablo que abonan, aún más, a las que ya tenía sistematizadas y se siente más impulsado a continuar bregando tras su propósito.

DE RETORNO A INGLATERRA.

La nueva situación política internacional le hace abrigar nuevas esperanzas en su búsqueda por encontrar un apoyo real que permitiera la independencia de las colonias hispanoamericanas. En 1791 viaja nuevamente a Londres, antes, tiene que pasar por la Francia convulsionada por la revolución.

Se convierte en testigo presencial de los acontecimientos sociales y políticos que, por esa época, se están viviendo en Francia. Se cree que es en el país franco, durante su estadía, donde escribe su mayor obra y famosa proclama “Carta a los Españoles Americanos” (1792), publicada después de su muerte.

Es en el año 1795 cuando recién llega a Londres y sus esperanzas de que el gobierno inglés acceda a su petición de ayuda a los “españoles americanos”, se ven nuevamente desvanecidas ante los contínuos cambios en la coyuntura política internacional. Sin embargo, continúa insistiendo. Permanece en Londres, sigue escribiendo y realizando continúas gestiones para lograr despertar el interés de la corte británica.

Su esfuerzo fue indesmayable, permanente, paciente, insistente y de gran brillo intelectual por lograr la independencia de las colonias americanas sometidas al yugo español. Así vivió, luchando y soñando con nuestra libertad. Así vivió hasta que la muerte lo sorprendió… enfermo y en la pobreza. Pasó a la eternidad en la ciudad de Londres, el 10 de febrero de 1798, meses antes de cumplir los 50 años de edad.

CARTA A LOS ESPAÑOLES AMERICANOS.

Juan Pablo Vizcardo y Guzmán, antes de morir, tomó la decisión de entregar sus escritos a Rufus King, ministro de Estados Unidos en Inglaterra. Rufus King, a su vez, los entregó al patriota venezolano Francisco de Miranda. Al leer su obra, “Carta a los Españoles Americanos”, el procer venezolano queda fuertemente  impactado ante la validez y profundidad  ideológica de los argumentos y estrategias para la emancipación de hispanoamérica y que él mismo compartía. Dice, respecto a la carta, que a pesar de su brevedad, tenía mucho más contenido que todos los discursos y declaraciones referentes a España y América.

Es por ese motivo que Francisco de Miranda elige la “Carta a los Españoles Americanos”, escrito en Francés, y la hace imprimir en Londres en 1799. Luego lo traduce al español, versión que publicó en 1801, también en Londres.

Cuando Miranda desembarca en la Vela de Coro, Venezuela, el 3 de agosto de 1806 para su expedición libertadora, cita muchas de las propuestas de Vizcardo. La proclama de independencia de las Américas de Francisco de Miranda, también estuvo influenciada por las ideas de Vizcardo.

De igual manera, puede notarse la influencia de la “Carta a los españoles americanos” en la “Carta de Jamaica” escrita por Simón Bolívar el 6 de septiembre de 1815.

Gracias a la visión del procer venezolano, la “Carta a los españoles americanos”, fue difundida en todas las colonias americanas sometidas a España. El documento se constituyó en el fundamento ideológico que dió el sustento y fundamento a las luchas libertarias que luego se iniciarían y culminarían con la independencia de las colonias hispanoamericanas.

UNA PATRIA COMÚN.

En la Carta, Vizcardo presenta al Nuevo Mundo como una Patria Común para los hispanoamericanos, oponiéndola a la patria peninsular.

Le dice a los “españoles americanos” que hemos favorecido mucho a un país que no es el nuestro (refiriéndose a España), a quien nada debemos, de quien no dependemos y del cual nada podemos esperar. Y que esa conducta, quizá sea una cruel traición al país donde hemos nacido y que nos suministra el alimento para nosotros y para nuestros hijos.

La Carta es considerada como “La Primera Proclama de la Revolución” o “El Acta  de la Independencia de la América Española”. Su lectura alentó la independencia y los liderazgos que la llevarían a cabo.

PRIMER PRECURSOR IDEOLÓGICO DE LA INDEPENDENCIA AMERICANA.

El Tercer Congreso Internaciónal de Historia de América, realizado en Buenos Aires, Argentina, del 11 al 17 de octubre de 1960, con la participación de más de 200 representantes de 9 países sudamericanos, de Haití, de Estados Unidos, España y Francia, reconocieron al jesuita y escritor peruano, Juan Pablo Vizcardo y Guzmán, como el “Primer Precursor Ideológico de la Independencia Americana”.

La historia de las luchas de los pueblos de América y del mundo por su verdadera libertad continúan, y seguirán dando nacimiento a hombres y mujeres de talla colosal que lideren sus aspiraciones hasta hacerlas realidad.

Vizcardo nos dijo, “El Nuevo Mundo es nuestra Patria y su historia es la nuestra”.

Hugo Flores Del Carpio.

Perú, 26 de junio 2020.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario