La lucha de los trabajadores de los Correos de Brasil, en la voz de los trabajadores [Entrevista]

La lucha de los trabajadores de los Correos de Brasil, en la voz de los trabajadores [Entrevista]

Libreto capitalista implementado en Brasil, la reacción de los trabajadores de correos frente a las políticas criminales de Jair Bolsonaro.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

En Brasil actualmente se esta llamando a paralizar la actividad de uno de los rubros mas importantes del hermano país, que es la industria de Correos, lxs trabajadores exigen medidas efectivas que protejan sus empleos, su vida y sus salarios frente a la pandemia y la privatización en ciernes, llevada a cabo por el gobierno de Bolsonaro que de manera decidida avanza en reducir la responsabilidad del Estado haciéndose cargo solo de los poderes jurídicos, políticos y militares, mientras entrega tal como se hiciera en Chile, la mayor parte de las empresas estatales a manos privadas.

El libreto general del capitalismo es el mismo en todos lados, ahora daremos una mirada interna a la perspectiva de los trabajadores de los correos en Brasil, quienes se mantienen en esta valiente lucha contra la reducción de sus derechos y la precarización de su vida y la de todo un pueblo.

Entrevista con Divino Alves, conocido como “Índio Viejo de Goiás”, amnistiado de los Correos y militante y asesor jurídico de Gazeta Revolucionaria. realizada por Alejandro Acosta

Alejandro Acosta: ¿Cuál es su opinión sobre la presente campaña salarial de los trabajadores de los Correos?


Índio Velho de Goiás: Las dos federaciones de los Trabajadores de los Correos han trabajado con total omisión para favorecer la privatización de los Correos. Tanto Fentect (Federación Nacional de Trabajadores de los Correos) como la Findect, ésta directamente controlada por la dirección de la Empresa.

A poco más de 10 días de la finalización del Acuerdo colectivo de Trabajo (ACT), la Categoría está desorganizada. Los 36 sindicatos apenas han comenzado a convocar algunas asambleas a pesar de que la Empresa ha anunciado que retirará 70 de las 79 cláusulas del ACT.


Alejandro Acosta: ¿Qué pasará con el fin del ACT?



Índio Velho de Goiás: A partir del 1 de agosto de 2020, la nueva CLT (Consolidación de la Leyes del Trabajo)13467, popularmente llamada “CLT verde amarilla”, entrará en vigencia. Esto conducirá al despido de los empleados públicos que son una de las condiciones para permitir la privatización total de la Compañía.


Gazeta Revolucionária: ¿Cómo está el espíritu de lucha de la Categoría?



Índio Velho de Goiás: En la campaña salarial del año pasado, los trabajadores atropellaron a toda la burocracia sindical e hicieron una huelga importante. La burocracia junto con la Empresa celebró un acuerdo de negociación colectiva y ganó todas las cláusulas. Tomó el 3% del INPC (corrección de la inflación) y todos los sectores de la burocracia celebraron como si hubiera sido una gran victoria. Todos se fueron de vacaciones.

Monócratamente, el ministro Dias Toffoli del STF (Tribunal Federal Supremo) suspendió el ACT, que era bianual y lo convertió en anual.
Las dos federaciones hicieron un calendario para presentar la agenda a los trabajadores, pero del 16 al 26 ningún sindicato hizo nada. Es una gran irresponsabilidad. Los trabajadores pueden ir a trabajar todos los días, pero la burocracia no “puede” celebrar un Congreso de Categoría para impulsar la lucha de la campaña salarial. El objetivo es muy claro: desmoralizar a los trabajadores para facilitar la destrucción de la Categoría y entregar la Empresa a los buitres capitalistas extranjeros.
Las dos federaciones ni siquiera consideraron hacer una huelga para presionar al STF a suspender el mandato del ministro Dias Toffoli.


Alejandro Acosta: ¿Fentect y Findect actúan de manera diferente?



Índio Velho de Goiás: La entect coordinó con la Findect (que controla los principales sindicatos, los de São Paulo y Río de Janeiro) y eludió todo el calendario de la Campaña Salarial. Primero, se saltó en febrero, entró en marzo y luego llegó la pandemia, lo que sirvió como excusa para que la burocracia no movilizara a nadie en absoluto.


Ahora la Fentect ha dicho que convocará a las asambleas para iniciar una huelga el 4.8.2020.
El problema es que incluso si la Fentect lanzara una huelga, la Findect declará que no organizará la huelga ni celebrará asambleas. La Findect simplemente presentará una apelación ante el TST (Tribunal Superior del Trabajo) solicitando que se mantenga el ACT bianual hasta el final de la pandemia.


De esta manera, se aplicará la misma política que se utilizó para romper la huelga en octubre de 2019, que había sido la huelga nacional más grande desde 1995. Algunos sindicatos de la Fentect se declararán en huelga. La Findect, controlando casi la mitad de la Categoría, de los sindicatos de Río de Janeiro y São Paulo, debe aceptar de inmediato las imposiciones del Gobierno de Bolsonaro a través del TST. Y con eso, la Fentect dirá que no puedes hacer nada porque los trabajadores de la base de la Findect no quieren luchar. Es la vieja estafa.


Alejandro Acosta: ¿Qué pueden hacer los trabajadores?



Índio Velho de Goiás: Una cuestión seria es el tema de la privatización y no tiene sentido simplemente una campaña salarial. Desde que Bolsonaro llegó al gobierno, lo que falta para privatizar la Empresa es solo aprobar la PEC (Propuesta de Enmienda Constitucional) 149. Prácticamente votarán por esto y se despedirán del monopolio postal de la ECT (Compañía de Correos y Telégrafos).


Los partidos que dicen ser de “izquierda” están engañando a los trabajadores. Dicen que lucharán, pero es pura mentira; están todos comprados e acoplados al Gobierno Bolsonaro.


Estamos viendo a nuestros compañeros de trabajo contaminados y asesinados por el Coronavírus. Hay varias prerrogativas para una huelga sanitaria o medioambiental. Una huelga en defensa de la vida. Esto está en la Constitución Federal de 1988. Hay una “súmula” en el Tribunal Superior del Trabajo que lo garantiza.


Las huelgas ambientales en Bahía y en Vale do Paraíba / SP son dirigidas por los trabajadores más luchadores de los Correos. Varias otras huelgas ambientales han estallado en otros lugares en Brasil, pero han sido destruidas por la burocracia sindical.

En este momento, los trabajadores deben tomar las riendas del destino de la lucha de la Categoría. Ya no es posible jugar con nuestro destino. Los dirigentes sindicales se pasaron para el otro lado. La situación es grave y es necesario enfrentar a la Empresa y al Gobierno de Bolsonaro en la Campaña Salarial. Es la defensa de nuestros trabajos y nuestras vidas, que solo se puede hacer desde abajo hacia arriba.

Entrevista con Rodrigo Cruz, empleado de los Correos, en el Valle de Paraíba / SP, líder de una de las huelgas ambientales más importantes de las empresas estatales en Brasil


Alejandro Acosta: ¿Qué llevó al estallido de la huelga ambiental en su sector de trabajo?

Rodrigo Cruz: En el Valle de Paraíba, en el interior de São Paulo, varias personas murieron de Coronavirus. La esposa de un cartero murió en el CDD en la ciudad de São José dos Campos. En el CDD (Centro de Distribución de Cartas) Caraguatatuba murió un cartero. En Pindamonhangaba, la tía de un cartero murió. En el CDD Taubaté, el primo de un OTT (Operador de Transbordo y Clasificación) también murió.
Correios, que es una empresa estatal, ha estado tomando las mismas medidas que el gobierno, lo cual no pasa de negligencia. No hace nada para combatir el Coronavirus y no respeta a los empleados.


Alejandro Acosta: Los Correos dicen que están haciendo todo lo posible para evitar que los trabajadores se contaminen con el Coronavirus. ¿Eso es verdad?


Rodrigo Cruz: No es la realidad. Las medidas que se han tomado han sido tomadas por los propios empleados.
Los ascensores funcionan con un máximo de 4 personas, se deben evitar las multitudes en las áreas comunes. Cuando use fuentes para beber, no ponga vasos y botellas en el grifo, no comparta objetos y utensilios para uso personal. Al manipular grifos y manijas, use papel desechable. Mantenga una distancia segura entre personas de al menos dos metros. Estas son las recomendaciones de la Compañía.
A cambio de estas recomendaciones, la Compañía pide a los trabajadores que estaban en servicio remoto que regresen al trabajo cara a cara. En las unidades donde muchas personas se fueron a trabajar a distancia, llaman a los trabajadores de otras unidades para hacer el trabajo y contratar mano de obra subcontratada. En las unidades donde tiene mayores dificultades, imponen trabajo los sábados y domingos con un exceso de empleados.
El aislamiento que está experimentando en Brasil y en la oficina de correos no es más que palabra. La verdadera lucha contra la pandemia no se está llevando a cabo.


Alejandro Acosta: ¿Cómo está progresando la privatización de Correos?


Rodrigo Cruz: El servicio prestado por los Correos tiene gran importancia social. Sin embargo, los Correos ha entrado en un proceso de destrucción hace mucho tiempo, desde los cinco gobiernos anteriores. En el último año, esto ha sucedido más intensamente para justificar la entrega de la Empresa a grandes capitales extranjeros.


Incluso con todo este desguace, con la falta de empleados e incluso la falta de material de trabajo básico, Correos logró ganar el premio internacional World Post & Parcel Awards por tercera vez consecutiva. Este premio es como un Oscar para las empresas de comercio y logística.


Mientras tanto el gobierno de Bolsonaro busca despedir a los 105 mil trabajadores concursados en el proceso de privatización. la Unión Postal Mundial recomienda que, debido al tamaño continental de Brasil, los Correos necesitarían 250,000 empleados.


De las 5,503 ciudades que existen en Brasil, solo 350 ciudades supuestamente se beneficiarían de los Correos. Con la privatización, el servicio se extinguirá en la abrumadora mayoría de las ciudades o los precios se dispararán. En muchas de estas ciudades, Correos funciona como un banco postal donde las personas pueden retirar sus salarios.


Alejandro Acosta: ¿Cuál es su opinión sobre la Campaña Salarial 2020?


Rodrigo Cruz: Los trabajadores postales están en el medio de la Campaña Salarial, pero las direcciones sindicales no han hecho absolutamente nada. La Empresa ya anunció que finalizará 70 de las 79 cláusulas del ACT (Acuerdo de negociación colectiva). A partir del 1.8.2020, la CLT “verde amarilla” se aplicará con el objetivo de facilitar la subcontratación también para los trabajadores postales, despidiéndonos a todos y abriendo el camino para la entrega de los Correos a los grandes capitalistas extranjeros.

Entrevista con Judicael Botelho (delegado sindical de los trabajadores de Correos en Bahía), el líder de la principal huelga en Correos y todas las empresas estatales



Alejandro Acosta: ¿Cómo comenzó la lucha ambiental en Bahía?


Judicael Botelho: El 3 de julio, tuvimos varios trabajadores testearan positivos en Covid-19.
Durante el fin de semana, hablamos mucho por las redes sociales con todos los trabajadores y decidimos que la CIPA (Comisión Interna para la Prevención de Accidentes) debería tomar medidas serias con los delegados sindicales y el Sindicato.
En una reunión extraordinaria, la CIPA redactó actas que declararon que la situación era muy grave. Existe una gran preocupación porque muchos trabajadores tienen niños pequeños en casa y algunos viven con sus antiguos sacerdotes. Entonces, hay mucho terrorismo psicológico para nosotros.
Varios colegas tuvieron síntomas y no fueron despedidos.


Alejandro Acosta: ¿Cómo se procesa la huelga ambiental?


Judicael Botelho: Con las minutas de la reunión de la CIPA, le comunicamos a la gerencia que lo digitalizó y lo envió a la oficina de Correos del estado de Bahía.
Con una copia de las actas y temas positivos para Covid-19, se registró un queja en el CEREST (Centro de Referencia para la Salud Ocupacional), en el Ministerio Público de Trabajo y en el Centro de Epidemiología de Feira de Santana.
Los trabajadores establecieron un período de 24 horas para que la Compañía respondiera. Después de ese período, los trabajadores se declararon en ambiental por un período indefinido. Esto aconteció el 8 de julio.


Alejandro Acosta: ¿Por qué los Correos no se ocupa de prestar toda la atención médica para proteger la salud de los trabajadores?


Judicael Botelho: El Gobierno Bolsonaro y la Dirección de los Correos están haciendo todo lo posible para entregarlo en unos pocos meses a los buitres capitalistas. Dicen que hay déficit. En realidad, hay un aumento de más del 100% en la demanda de pedidos. Por lo tanto, hay suficiente dinero para satisfacer las necesidades de salud y de vida de los trabajadores, sus familias e incluso de los clientes. Los trabajadores infectados estaban entregando cartas y paquetes.
La situación es muy grave en todo el país. Por eso es necesario avanzar para la lucha ambiental en todo el estado de Bahía y Brasil. Sin embargo, debemos exigirle a las federaciones y a todos los líderes sindicales que se declare una lucha ambiental general, de todas las categorías.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario