LA VERDADERA AGENDA GUBERNAMENTAL DE PIÑERA

LA VERDADERA AGENDA GUBERNAMENTAL DE PIÑERA

La aparente preocupación de Piñera por el escenario social, responde únicamente al interés de desmovilizar la Rebelión Popular
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

En las ultimas semanas se ha venido evidenciando una aparente mayor preocupación del Gobierno de Piñera por la crisis social, dando a conocer una serie de iniciativas que supuestamente irían en ese sentido.

Algunos ejemplos de estas políticas los podemos encontrar en finalmente decretar una cuarentena total en la región metropolitana, Medida que había sido constantemente solicitada por todos los sectores durante semanas.

Luego en cadena nacional anuncio cinco medidas de supuesta ayuda a los sectores mas golpeados por la crisis.

Toda esta actitud se da en un contexto de agravamiento de la crisis social, económica y sanitaria que ha llevado a diversos sectores a pesar de la pandemia a manifestar su repudio al manejo político que ha tenido el gobierno frente a este escenario.

Recientemente, varias comunas en Santiago como El Bosque, La Pintana, Villa Francia y el campamento Dignidad se han venido manifestando ante la falta de alimentos y el abandono estatal, como siempre la respuesta del Estado ha sido clara: Represión en vez de pan.

Eso es un tema ya sabido, ante el reclamo la respuesta es la represión, pero ahora ¿Qué hay detrás de la supuesta preocupación por los temas sociales de parte del gobierno?

Es evidente que los esfuerzos de Piñera nunca se han orientado hacia las problemáticas sociales ya que la orientación fundamental de su gobierno es fortalecer aún más, el sistema económico social y político que permite perpetuar la ganancia de los empresarios privados, de allí a que sea importante analizar que mueve la actual conducta del gobierno.

Recordemos que estamos a 1 año y medio de las próximas elecciones presidenciales, y aunque esta fecha pueda parecer lejana aun, en agenda gubernamental ya van apretados. Es imperativo entonces para Piñera y el equipo de gobierno como hemos venido diciendo, desactivar la Rebelión Popular, legitimar el sistema político institucional y salvar lo sustancial del modelo económico de desigualdad social.

No es casual que se trate de mantener la apariencia de orden y eficacia, aun cuando es evidente el colapso institucional, sin embargo, esto lo tiene sin cuidado, pues las medidas que se están tomando apuntan hacia otro lado.

Recordemos que esta semana se hicieron varios esfuerzos en materia legislativa y a nivel de acuerdos políticos para detener la rebelión, en el primer caso Piñera busca mediante una ley que lo proteja ante organismos internacionales por la violación de derechos humanos, y por otro lado propició el llamado a un Acuerdo Nacional  hecho por Insulza (PS) y Desbordes (RN) como preámbulo del futuro llamado, que están preparando Piñera y todos los expresidentes de la Concertación y Nueva Mayoría, que busca salvar el sistema capitales de explotación, miseria y hambre.

Estamos ante un escenario de acuerdos políticos, entre los partidos que quieren mantener el mismo sistema que ha fracasado y proyectarlo al menos 30 años más.

Las elecciones como decíamos, aun se ven lejos, pero lo que esta realmente cerca es el plebiscito que realizará en octubre (Si es que no cancelan antes) Esto, al ser un acuerdo pactado con anterioridad, no con el pueblo si no entre La concertación, la ex nueva mayoría y Piñera, proporciona la plataforma que va a perfilar el nuevo esquema institucional con el que pretenden legitimar nuevamente el sistema capitalista, disfrazándolo con algunas reformas menores, pero manteniendo lo sustancial del régimen de explotación.  

Ellos están apostando a una reforma de la constitución, no desde las bases como originalmente era la demanda social, si no entre ellos, con una Convención Constituyente, que supuestamente tiene dos opciones, pero en el fondo son los mismo, porque en una u otra modalidad serán los partidos políticos del sistema los que tendrán la última palabra y no la ciudadanía, dejando fuera a la verdadera gente comprometida con un cambio social.

Por mientras siguiendo este lineamiento y para hacerlo posible, es importante para ellos aumentar las medidas represivas y de desmoralización social, llegando incluso a pasarse por alto la máscara de democracia y pasar directamente a mostrarse como un Estado dictatorial en toda regla.

Piñera está buscando la salida menos dramática para él, pero también su tarea en conjunto con los partidos políticos tanto de gobierno como de oposición, es salvar el sistema, hacerlo fuerte y legitimarlo a los ojos de la ciudadanía, esta buscando seguros legales para no tener que responder por sus crímenes, y esta buscando pasar a la historia como el héroe de la burguesía que salvo al sistema capitalista.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario