LAS SUPUESTAS RESIDENCIAS SANITARIAS: EN JUNIO SE DICE QUE HAY 12.310 CUPOS Y 3.296 DE ELLOS ERAN FALSOS.

LAS SUPUESTAS RESIDENCIAS SANITARIAS: EN JUNIO SE DICE QUE HAY 12.310 CUPOS Y 3.296 DE ELLOS ERAN FALSOS.

Según informaron funcionarios del Ministerio de Salud, ese cambio drástico que resta 3.296 cupos, se debe a que se incorporan a los hoteles que aún no habían comenzado a ejercer como residenciales sanitarios, siendo que estos tenían “un pacto hablado” con las autoridades pero nada concreto.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA




7 de junio del 2020,desde la Presidencia anunciaba que se  había cumplido la meta de tener más de 10 mil cupos para residencias sanitarias. La mala gestión y la baja cualificación para cumplir con sus objetivos es una característica del desgobierno, por ende, ante la falta de prevención y estrategia recurrieron a contabilizar hoteles que, aunque se encontraban en negociación, nunca se integraron a la red de residencias. 

El cinismo y la falta de ética para con su población siempre es la base de acción para el desgobierno, lo que llevó a que los diversos informes oficiales entregados por el Minsal el mes pasado, fueron desconcertantes y se prestaran  a confusión, puesto que aunicaban aumentos y disminuciones sin sentido alguno en los datos  referente a los cupos de los residenciales. 

A modo de ejemplo, en la región de O’Higgins, al 3 de junio presentaba apenas un centenar de cupos y en solo 48 horas alcanzó 1.894, para luego trece días después caer a 180. Estas extrañas variaciones también se registraron en Araucanía, Valparaíso, Magallanes y Los Ríos.

Según la cronología presentada por ciper chile, el 26 de Junio el informe entregado por el Minsal era “distinto” a los anteriores, puesto que, en su última página, en cuanto al apartado sobre residencias sanitarias, ya no estaba el registro histórico de disponibilidad, usabilidad y número de habitaciones para individuos con Covid-19 que no pueden realizar el aislamiento en sus casas. 

En lugar del mismo, comienza a aparecer únicamente la cantidad de cupos disponibles a la fecha de corte del documento presentado, el cual va con dos días de desfase con “la realidad”. 

Lo que llama la atención, es que varios días antes de este informe se visualizaba en el apartado eliminado,  una curva preocupante la cual ilustraba un aumento del uso de las residencias y por contraparte una fuerte reducción de los cupos de las mismas. 

La curva presentada por los informes muestra cambios de datos inconsistentes en cuanto al número de residencias disponibles, como que en Junio 10 se informa que hay 12.310 cupos habilitados, y luego de 8 días el cupo se reduce a 9.014. 

Según informaron funcionarios del Ministerio de Salud, ese cambio drástico que resta 3.296 cupos, se debe a que se incorporon los hoteles que aún no habían comenzado a ejercer como residencias sanitarias, a pesar de que con estos locales solo se tenia “un pacto hablado” pero nada concreto. 

Esto quiere decir, que se anunciaban habitaciones que no se encontraban disponibles, pues, no existían como residenciales sanitarios. 

Las mentiras y manipulaciones de datos al parecer no solo se registran en los datos de contagios y muertes por Covid-19:

La Subsecretaría de Redes Asistenciales del Minsal ha manejado los datos a su favor, para hacer creer que el manejo de la crisis era oportuno y responsable, cuando en realidad ha sido desprolijo y criminal. 

Las hazañas para generar ganancias con la actual crisis sanitaria y la pandemia es un juego sucio que bien han sabido jugar los altos cargos del desgobierno y sus amigos empresarios. 

Estos 3.296 cupos fantasmas, no se hubieran dado a conocer si no fuera por una investigación realizada por Interferencia en la cual, se observa que el Hotel Nippon (uno de los tantos que serían utilizados como residencias sanitarias) tiene como socios  a varios funcionarios del estado, como Alexandra González, Alexis Flores, entre otros también militantes de la UDI. 

A partir de esta investigación, el subsecretario de las redes Arturo Zúñiga, exigió que se realizaran una revisión por parte de la Fiscalía a todos los contratos con hoteles. 

Estrategia ineficiente: 

Las residencias sanitarias son uno de los pilares fundamentales para paliar la actual crisis sanitaria, pues, se detectan los casos positivos de covid-19, se los coloca en una residencia (de ser necesario), se ubican a todos los contactos  y de esta forma se los aisla. 

Estas residencias son fundamentales, puesto que, en general son utilizadas por los sectores populares, que no pueden aislarse en sus propios hogares, por ejemplo por factores como el hacinamiento que impiden desarrollar un aislamiento efectivo. 

Las muertes y casos registrados principalmente se ven el los sectores populares, por ende, la disminución de cupos es un problema muy grande. 

Los informes ahora se ven en mano de las secretarías regionales ministeriales de Salud (Seremi), los cuales, han intervenido y detectado la suspensión de un contrato con el hotel San Antonio, que pertenece a la familia del  subsecretario de Obras Públicas y vicepresidente de la UDI, Cristóbal Leturia.

Funcionarios que fueron parte de este proceso corrupto, por parte de la subsecretaría de redes asistenciales han declarado que “Primero contabilizaban las camas, incluso aunque fueran varias en una misma habitación”,  luego se pasó a contabilizar únicamente las habitaciones disponibles (lo hacían en una planilla o a través de un formulario en línea). 

Por otro lado, declara que «muchas veces, se contaban a los posibles hoteles, a pesar de algunos de ellos  declinaban integrarse al  sistema.»

Incluso, se llegaron a contabilizar residencias sanitarias consideradas como de “respaldo”, debido  a su lejanía de los centros urbanos, como ocurrió con hoteles ubicados en Coya y Olmué . 

Según los funcionarios, este conteo se generó a partir de la necesidad de cumplir con el objetivo de la presidencia y del ex ministro Mañalich. 

La presidencia el 7 de Junio informaba que :  “Esta semana se ha logrado más que duplicar el número de cupos disponibles en residencias sanitarias cumpliendo el compromiso de superar los 10 mil a los que se había comprometido el Gobierno. Al 5 de junio, hay un total de 129 residencias habilitadas con 2.462 usuarios y 11.631 cupos distribuidos a lo largo de todo Chile”.

Bajo el cinismo del gobierno, mintieron y manipularon las cifras, pues era mentira que esas habitación estaban disponibles. Expusieron un dato fraudulento, pues dentro de este conteo no solo estaban los Hoteles que efectivamente estaban preparados para funcionar como residencias sanitarias, también se incluia a aquellos que estaban en “probabilidad” de serlo, y los que actuarían como “respaldo”. 

Las residencias son claves, para salvar vidas y evitar el contagio masivo. 

Muchas personas necesitan de estos lugares para poder efectuar el aislamiento de forma efectiva y no poner en peligro a otros integrantes de la familia. Mentir sobre los datos y ocultar las verdaderas cifras de habitaciones disponible, es un hecho gravísimo que únicamente afecta aún más a los sectores populares. 

Ninguna de las promesas de este Desgobierno fueron cumplidas efectivamente, nos continúan matando y mintiendo, eso es todo lo que podemos afirmar como verdadero de su trayecto como autoridades. 

Si seguimos esperando para que ellos tomen cartas en el asunto, todos moriremos o a mano del Covid, o del hambre. Es momento de continuar presionando a las autoridades y el sistema que defienden, no seguiremos siendo nosotros los que carguen con una crisis que no generamos.



Arriba Lxs Que Luchan!!

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario