NOS QUIEREN PRESTAR NUESTRO PROPIO DINERO: ¡LADRONES!

NOS QUIEREN PRESTAR NUESTRO PROPIO DINERO: ¡LADRONES!

Como si no fuera suficiente el robo que se realiza año tras años, a millones de trabajadores en Chile con las AFP, ahora pretenden prestarnos nuestro propio dinero.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

El presidente de los empresarios Juan Sutil, quien forma parte del grupo de líderes empresariales que le dicta la norma a Piñera, dijo estar “disponible” para analizar fórmulas como los auto préstamos de los fondos de pensiones de las AFP, como han sugerido algunos economistas fachos, como Salvador Valdés, Joseph Ramos o José de Gregorio, en el marco del debate por el uso de fondos previsionales para enfrentar la crisis provocada por la pandemia.

El comentario de Sutil, se produce en medio del trámite del proyecto de reforma constitucional para que cotizantes de AFP, podamos sacar 10% de nuestros ahorros, esta reforma que está siendo vista en la Comisión de Constitución del Senado, se ha planteado como una opción viable inclusive por el presidente de RN Mario Desbordes, uno de los voceros del oficialismo.

Pese a contar con el respaldo de algunos sectores de la derecha, en el Gobierno se niegan rotundamente a esta alternativa de echar mano a los fondos previsionales y de hecho, la idea no estaría considerada en el paquete de medidas para la clase media que debe anunciar en estos días.

MEDIDAS MISERABLES PROPUESTAS POR PERSONAS MISERABLES

En este caso, Sutil se mostró a favor de la propuesta sugerida por el experto en pensiones de Clapes UC, Salvador Valdés, quien plantea un “crédito directo desde el ahorro para la vejez, cuidando la pensión”, ampliando el giro de las AFP para permitir a los cotizantes realizar un auto préstamo a través de sus mismos fondos, el cual los usuarios devolverían con intereses por medio de descuentos por planilla, una vez que retomen sus ingresos laborales.

En una entrevista dada a Radio Universo, el líder de los empresarios comentó que “siempre voy a estar disponible para conversarlo, y siempre para conversar todos los temas. Ahora, yo tengo una posición: pienso que los ahorros de las cotizaciones de tu vida laboral son necesarios para tener una jubilación”.

En conjunto con esto, Sutil aclaró que “lo que están diciendo los economistas, y especialmente Salvador Valdés, no es que las personas puedan retirar sus fondos, lo que están diciendo es que las AFP tengan como parte de su giro, la posibilidad de prestarle parte de esos fondos a los propios pensionados”.

Mientras tanto, otros economistas han planteado fórmulas, que también contemplan el uso del ahorro previsional. Es el caso del profesor de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, quien propuso que los afiliados puedan retirar hasta $ 1 millón durante esta crisis, “pero a cambio de posponer la edad de jubilación en un año, o lo suficiente para que la pensión que se reciba no merme, si no siga igual a lo que habría sido sin el retiro de fondos”.

Por su parte, el ex presidente del Banco Central, José de Gregorio, propuso que se puedan retirar fondos de pensiones para enfrentar la crisis, pero como un “préstamo súper seguro, puede ser a tasas bajísimas, y que se descuente a través del tiempo a medida que la persona cotice”.

En definitiva, vemos como desde todos los sectores político empresariales que rigen el país, se está haciendo lo imposible por frenar la medida que nos devolvería parte de lo que hemos ahorrado toda la vida.

Ahora con una excusa miserable, de prestarnos a nosotrxs mismxs nuestros ahorros, y esto se debe a que lo cotizado por los trabajadores, la clase empresarial lo contempla dentro de sus bienes, las excusas baratas dadas como que las pensiones en el futuro serán más bajas es risible, pues de por sí, nuestrxs adultos mayores ya tienen que sobrevivir con pensiones de miseria y lamentablemente mueren sin haber ocupado la totalidad de su fondo previsional.

LAS AFP TRANSFORMADAS EN BANCOS

El préstamo de nuestros fondos previsionales implica que nos van a cobrar intereses por nuestros propio dinero, y para ello, necesitan hacer un cambio fundamental al sistema de las AFP, transformándolas en verdaderos bancos pero sin capital propio, si no con nuestros ahorros y los clientes de esos nuevos bancos somos nosotrxs mismos, estaremos como clientes cautivos de un sistema que lleva años exprimiendo hasta la ultima gota de la vida productiva de lxs trabajadores, sin que veamos ningún beneficio para nosotrxs mismxs o para nuestras familias.

Esta es una de las tantas estrategias sucias y repudiables que este sector intenta impulsar, nos están pidiendo que nos endeudemos con ellos por recuperar lo que es nuestro, como si el quedar cesantes por su falta de criterio y humanidad no fuera suficiente, ahora pretenden que les agradezcamos un nuevo robo.

Esta situación no es tolerable bajo ninguna circunstancia, el robo, el hambre, la precariedad en la que tienen sumido a todo Chile, arrasó ya con la mal llamada clase media, quienes eran pobres disfrazados con tarjetas de crédito y está precarizando aún más, a los sectores históricamente pobres. Ahora Chile es una fábrica de pobreza y explotación en manos de estos asesinos y nos corresponde a nosotrxs cobrar la deuda histórica que la clase empresarial tiene para con el pueblo trabajador.

No podemos permitir que se sigan aprobando las medidas de la miseria, que hagan de nuestra necesidad un show burlesco. El momento inicia mañana, este 2 y 3 de julio se debe convertir en el nuevo 18 de octubre. Porque la dignidad no se encierra en una política asistencial barata, si no la tomamos nosotrxs, pasaremos 30 años más heredándole pobreza a las siguientes generaciones.  

ARRIBA LXS QUE LUCHAN

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario