Operación Albania: La Matanza de Corpus Crhisti

Operación Albania: La Matanza de Corpus Crhisti

"Levantaremos la dignidad de Chile más alto que la cordillera de los Andes"
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Por Paula Del Rio.

El atentado

Eran las 18:31 horas  del 7 de septiembre de 1986, cuando un grupo de combatientes del FPMR, integrado por 18 miembros distribuidos en 4 unidades, emboscaron la caravana que trasladaba a Augusto Pinochet desde el Cajón del Maipo a Santiago

 “Operación Patria Nueva o Siglo XX”,  fue el atentado contra el Tirano, que dejó a 5 miembros de su comitiva fallecidos y 11 heridos, se declaró al país en estado de sitio y se produjo una frenética búsqueda entre efectivos de Investigaciones y la CNI para capturar a los responsables de dicha emboscada, se inicia así, a sembrar miedo y caos. Fueron asesinados en las horas siguientes, personas que no tenían relación con lo ocurrido, se acentuó la horrible sensación de  temor y la confusión en la población, se comienza a gestar lo que sería más tarde la cacería de los 12 compañeros asesinados entre el 15 y 16  junio  de 1987, por miembros de la CNI en la llamada Operación Albania.

El atentado fue un acto de amor y protección al pueblo tan duramente dañado por el régimen dictatorial, demostrar que había camino posible, que no estábamos solos, que estarían  dispuestos a dar la vida por la dignidad de sus hermanos, era el mensaje que transmitían en cada proclama, en cada acción, pero las garras de la Dictadura  estaban sobre ellos.

La venganza del tirano

Haber tocado la cara y cuerpo de la dictadura en la figura de Pinochet, que las fuerzas de seguridad del tirano hayan arrancado cobardemente cerro abajo, sin percutar un tiro en contra del grupo de ataque, hizo mover rápidamente los hilos del imperialismo, haciendo jugadas estratégicas para lograr una salida, que se viera como un nuevo camino a una salida pactada, luego del año 87, todo el espectro político se vuelca a negociaciones, se “logra” un plebiscito y el fin de un periodo de injusticia, muerte y subyugación, una nueva etapa, precisamente es como se gesta también el camino a la “democracia”, así es como lo idearon y lo presentaron e instalaron en el inconsciente colectivo, una campaña llena de colores y de esperanza daría paso a los tiempos mejores, a una alegría que se transformaría en nuestra peor pesadilla, todo esto, producto del temor y ruido que estaba causando la insurrección armada que se había levantado sólida, real y popular, que se mostró completa en el atentado a Pinochet.

Lo que vino luego del fallido ajusticiamiento, sería venganza, persecución, represión y muerte, desarmar por completo cualquier movimiento rebelde era la orden, todos eran peligrosos y no debían vivir, nuestros hermanos comenzaron a ser seguidos por agentes de la  Brigada Verde de la CNI.

 Todo lo que rodeó a esta matanza estaba lleno de símbolos, como que en el día de Corpus Cristi se ejecutaran a 12 personas, igual número de apóstoles del Nazareno, que en cada punto cardinal de Santiago, se realizaran las ejecuciones, que el nombre de la operación fuera elegido como lumazo en las piernas, para doblegar a quien se atreviera a levantar, Albania no era un nombre al azar.

 Toda la operación  fue liderada por el criminal Álvaro Corbalán Castilla, quien trabajaba directamente para Pinochet, ya que la CNI no dependía de la junta militar, sino  que eran los serviles directos del tirano, la brigada verde sería la encargada de seguir cada paso de los Frentistas. La operación Albania fue justificada ante la opinión pública, como muertes a consecuencias de enfrentamientos sucesivos  y  traiciones dentro del Frente, las investigaciones posteriores dirían lo contrario, pues la masacre fue planificada.

12 voces, 12 ejemplos, 12 luchas:

Ignacio Valenzuela Pohorecky: 30 años, miembro de la Dirección Nacional del FPMR, seguido por horas luego de dejar su hogar, es asesinado por disparos efectuados desde un furgón, que se encontraba a 25 mts de distancia, el disparo en el tórax sería mortal

Asesinado Frente a Alhué 1172.

Patricio Acosta Castro, 25 años,  instructor en el FPMR, asesinado en Varas Mena esquina Pasaje Moscú por un tiro en la cabeza y una ráfaga de metralleta, una vez muerto pusieron en sus pertenencias una pistola y una granada, en su cabeza colocaron un pasamontañas, lo fotografiaron y filmaron para hacer de esta ejecución el montaje de un enfrentamiento.

Juan Waldemar Henríquez Araya: 28 años, muerto en el único enfrentamiento que se produciría en esta operación, la casa de seguridad en la que se encontraban una decena de Rodriguistas, fue asaltada por agentes de la CNI, al cubrir la huida de los compañeros Henriquez desde el techo de la casa cede lo que provoca su caída, herido es rematado en el suelo  en la casa escuela de Varas Mena 417.

Wilson Henriquez Gallegos: 26 años, desempeña labores político-militares,  al igual que Henriquez, su misión defender la casa frente a un eventual  allanamiento y permitir es escape de los compañeros que se encontraban en el interior del inmueble en Varas Mena 417, Wilson fue rodeado y golpeado por los agentes, que lo detuvieron  en el patio de la casa continua, fue fusilado, recibiendo su cuerpo 21 tiros.

Esther Cabrera Hinojosa: La más joven de las mujeres asesinadas en la Operación Albania. Detenida y llevada al cuartel Borgoño, donde sería torturada, luego es trasladada a Pedro Donoso 582, donde sería  fusilada con 5 impactos de bala. Tenía 22 años  

José Joaquín Valenzuela Levi: 29 años  combatiente en otros países y en el centro mismo de Chile. Silenciosamente, desde el norte de Santiago. Comandante del atentado al Dictador. Es detenido llevado al cuartel Borgoño torturado y  asesinado en Pedro Donoso 582, con 16 tiros percutados a muy poca distancia.

Patricia Angélica Quiroz Nilo: 29 años. Es detenida y  llevada al cuartel Borgoño torturado, trasladada a Pedro Donoso 582, donde sería  ejecutada con 11 impactos de bala.

Manuel Valencia Calderón: 20 años. Es detenido llevado al cuartel Borgoño torturado y  asesinado de 14 disparos a corta distancia en Pedro Donoso 582

Elizabeth Edelmira Escobar Mondaca: 29 años. Es detenida y  llevada al cuartel Borgoño torturada y  trasladada a Pedro Donoso 582, donde sería  asesinada de 13 disparos a muy corta distancia

Ricardo Rivera Silva: 24 años, segunda jefatura del FPMR en Concepción,  Es detenido llevado al cuartel Borgoño torturado y  asesinado de 5 disparos a corta distancia en Pedro Donoso 582.

Ricardo Silva Soto: 28 años, Es detenido llevado al cuartel Borgoño torturado y  asesinado en Pedro Donoso 582, su cuerpo y sus manos recibieron  10 impactos de bala.

Julio Guerra Olivares: 29 años.  Participa del atentado al Dictador como fusilero, asesinado en Pericles 897, block 33, departamento 213, Villa Olímpica. Los disparos en su cuerpo indican que fueron percutados de arriba hacia abajo y por la espalda, dos de los disparos fueron en sus ojos, Julio no estaba armado al momento del ataque.

*Cronología  de la masacre

18.10 HRS. En calle Alhué, comuna de Las Condes, es muerto por la espalda Recaredo Ignacio Valenzuela Pohorecky. Participan diversos individuos que disparan desde vehículos en movimiento.

18.22 HRS. En la intersección de Varas Mena con Pasaje Nueva Moscú, en la comuna de San Miguel, mientras camina solitario, es muerto Patricio Ricardo Acosta Castro. Igualmente interviene gran cantidad de individuos movilizados en vehículos de distintos tipos.

00.10 HRS. En la casa de Varas Mena 417 son muertos Juan Waldemar Henríquez Araya y Wilson Daniel Henríquez Gallegos en un operativo en que participan más de un centenar de agentes.

00.12 HRS. En Villa Olímpica, departamento 213, block 33 de calle Pericles, comuna de Ñuñoa, es muerto Julio Arturo Guerra Olivares en un operativo coordinado y en el que también participan decenas de agentes.

 05.20 HRS. En la casa de Pedro Donoso 582, Recoleta, son muertos José Joaquín Valenzuela Levi, Esther Angélica Cabrera Hinojosa, Elizabeth Edelmira Escobar Mondaca, Ricardo Hernán Rivera Silva, Patricia Angélica Quiroz Mío, Ricardo Cristian Silva Soto y Manuel Eduardo Valencia Calderón. Las acciones involucran el movimiento de grandes cantidades de agentes y vehículos desde horas anteriores, haciendo presumible que los siete jóvenes fueron llevados ahí para ser ejecutados, simulándose un enfrentamiento.

La historia nos ha demostrado que las relaciones de poder, siempre estarán a favor de la oligarquía, pero  que  la insubordinación  de los 80, que  comenzó a crecer con los movimientos de rebeldes  pobladores y grupos revolucionarios , se  tornarían un peligro para el modelo y el régimen de facto, con sus reiteradas jornadas de protesta , los rebeldes pobladores de la periferia de Santiago,  coparon los territorios en repudio a la dictadura , a  los postergados de siempre, transgredieron su lugar asignado y empezaron a ejercer el poder social e intentaron revertir la historia.

 El objetivo del Frente era fundar la avanzada que lideraría ese proceso de rebelión popular, por eso consumó el ataque a la comitiva presidencial en el Cajón del Maipo, en 1986.

Por tanto la ejecución de los hermanos  en la Operación Albania, no es una derrota, es una bofetada al modelo y a la traición en contra del pueblo chileno. Su memoria, sigue viva y su ejemplo de lucha se ha replicado en todas las batallas que se han gestado desde ese 15 de junio de 1987 hasta la fecha. Hoy a 34 años del salvaje fusilamiento de nuestros compañeros decimos que seguiremos de pie, buscando poner la Dignidad tan alta como la cordillera, así como lo juraron un día los hermanos Rodriguistas, la memoria seguirá viva, mientras exista un pueblo que lucha.

¡¡Aquí nadie está olvidado!!

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario