OTRO GOLPE AL PUEBLO: CERCA DE LA MITAD DE LAS EMPRESAS ACOGIDAS A LA “LEY DE PROTECCIÓN AL EMPLEO” DESPEDIRÁ A LOS TRABAJADORES SUSPENDIDOS

OTRO GOLPE AL PUEBLO: CERCA DE LA MITAD DE LAS EMPRESAS ACOGIDAS A LA “LEY DE PROTECCIÓN AL EMPLEO” DESPEDIRÁ A LOS TRABAJADORES SUSPENDIDOS

Según cifras oficiales, un alto porcentaje de empresas que ha recurrido a la normativa ve complejo reintegrar a los empleados, y un 24% dice que buscará mecanismos para no terminar con su relación laboral, “aunque sin poder mantener sus remuneraciones”.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Desde un principio ha quedado demostrado que la supuesta ley de protección al empleo en realidad es la ley de protección al empresario, la ley que supuestamente estaba dirigida a proteger trabajadores y dueños de pymes, fue utilizada en primera instancia por multinacionales que no tienen necesidad alguna de acogerse a la ley y por supuesto no se van a ir a quiebra, ya que muchas de ellas aún siguen trabajando y tiene cuantiosas ganancias.

Sin embargo y a pesar de todas las facilidades que les ha dado el régimen siguen golpeando a los trabajadores, ya no basta con acogerse a esta ley de manera abusiva, ahora resulta que el 47% de los empleados suspendidos van a perder el empleo de manera definitiva, otro logro del neoliberalismo en Chile, a repartir más pobreza.

Según cifras oficiales, un alto porcentaje de empresas que ha recurrido a la normativa ve complejo reintegrar a los empleados, y un 24% dice que buscará mecanismos para no terminar con su relación laboral, “aunque sin poder mantener sus remuneraciones”.

De esta manera, los empleados no remunerados gastaran su fondo de cesantía antes de que termine la pandemia con la incertidumbre de si seguirán teniendo o no trabajo después que esto termine, este nuevo golpe sumado a las leyes represivas que hoy se siguen decretando y la falta de salud publica decente en Chile, pintan un panorama explosivo, ya no aguantamos más.

PANORAMA DESFAVORABLE PARA LOS TRABAJADORES

Un sondeo del Banco Central, que indica que casi la mitad de las empresas con trabajadores suspendidos, mediante la Ley de Protección del Empleo, asegura que los despedirá.

Sin embargo, la encuesta del instituto emisor –aplicada a 230 empresas de todas las regiones y todos los sectores económicos que participan en el Informe de Percepción de Negocios– señala que el 47% de las consultadas asegura que deberá despedir a los trabajadores acogidos a la nueva normativa, aunque tienen la expectativa de reincorporarlos en el futuro, algo que como dejan ver claramente no va a suceder. En tanto, un 24% dice que buscarán mecanismos para no terminar con su relación laboral, aunque sin poder mantener sus remuneraciones; y un 15% asegura que buscará fuentes de financiamiento para mantener las remuneraciones de los trabajadores, lo que quiere decir que nuevamente acudirán al Estado por mas dinero para el salvataje de su capital poniendo como excusa el bienestar de los trabajadores, muy turbio.

Otras empresas son incluso más inhumanas, y un 6% señala que estarán “obligados” a terminar con la relación laboral sin expectativas de reincorporarlos en el futuro. De hecho, un porcentaje elevado de dichas empresas ya despidió personal desde marzo a la fecha, y “alrededor de un tercio cree que estas desvinculaciones tendrán un carácter permanente”, puntualiza el reporte.

Asimismo, un porcentaje elevado de los encuestados cree que la suspensión temporal del empleo y las reducciones parciales de jornadas se extenderán por varios meses más, incluso más allá del plazo estimado para la ley.

Un 54% cree que los trabajadores se mantendrán dos a tres meses con suspensión laboral y el 34% cree que será por 4 o 5 meses. Es más, hay un 6% que cree que la suspensión se puede extender por “más tiempo si se pudiera”.

Para el instituto emisor, “los resultados de la encuesta confirman el complejo panorama para el mercado laboral y señalan elementos que podrían retrasar su recuperación”.

CRISIS, CESANTIA Y POBREZA EL CÓCTEL PERFECTO PARA EL RECORTE DE DERECHOS

Esto quiere decir que están preparando condiciones post-pandemia donde se generará una crisis económica enorme, que ayudara a reducir visiblemente los derechos de los trabajadores, poniendo siempre la excusa de la baja del mercado laboral, todo esto claro, sin tocar su capital.

Mientras muchos negocios pequeños se han visto en la obligación de cerrar sus puertas definitivamente, debido a la falta de apoyo por parte del Estado, las grandes empresas siguen reduciendo a sus competidores con esta estrategia, lo que les asegurara el monopolio mas adelante, todo con una clase trabajadora empobrecida y pauperizada que se peleará por los pocos puestos de trabajo, independientemente de sus condiciones desfavorables y el recorte de derechos.

La situación en Chile cada vez se nos va viniendo encima y es mas y mas asfixiante para el pueblo, las libertades mínimas se han visto restringidas y vivimos en un Estado militarizado donde se nos esta prohibiendo inclusive ir a trabajar de manera independiente o hacer ollas comunes para paliar la crisis, así lo ha asegurado la ley del endurecimiento de las sanciones a quienes “no cumplan las leyes sanitarias”.

¿Hasta cuando vamos a permitir el abuso y la negligencia criminal? Cada dia hay mas contagios, cada día hay más muertes, la represión se sigue cobrando victimas inocentes, la impunidad está a la orden del día, los criminales están en el senado, en la Moneda, en los ministerios y en los juzgados, aunque el pueblo quiera realmente ser responsable debido a la pandemia, la realidad es que no ha servido de nada, la inexistente política sanitaria ha asegurado que estemos peor que en muchos países con menos recursos.

¿Sera hora de salir a las calles nuevamente?

Ante el panorama que hemos visto, no parece que haya otra opción, porque hasta el momento nada se ha conseguido sin luchar y mientras sigamos sentados en nuestras casas (y los miles que no tienen casa) quebrándonos la cabeza por saber como vamos a conseguir sustento, los criminales del régimen siguen sacándole provecho a la pandemia, seguiremos muriendo de pobreza hasta que nos tomemos la calle nuevamente.

Es por esto que el 2 y 3 de julio el pueblo de Chile, los trabajadores, las mujeres,las disidencias, los estudiantes, las dueñas de casa, las personas sin hogar, el pueblo mapuche, van a expresar su BASTA YA, tomando todas las precauciones y todos los cuidados sanitarios, el pueblo de Chile se apresta a otra jornada de protesta en contra de la dictadura de los empresarios,desarrollando banderazos, cacerolazos, propaganda pitazos, bocinazos, velatones, cortes de calle con pequeños piquetes y todas las formas que sirvan para expresar su descontento ante la salvaje arremetida del régimen, donde se puedan realizar e insistimos con todos los cuidados, caminatas marchas, acciones de arte, debemos desarrollarlas, así como también la legitima defensa frente a una posible represión, ningún pueblo es pequeño ni esta vencido cuando decide luchar, porque:

CUANDO LA REPRESIÓN ES LEY, LA REBELIÓN ES NUESTRO DERECHO.

ARRIBA LXS QUE LUCHAN.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario