Piñera en el país de las maravillas : Chile y su “nueva realidad”.

Piñera en el país de las maravillas : Chile y su “nueva realidad”.

El presidente Piñera declaró que los chilenxs ya estamos listos para comenzar con una "nueva realidad", llena de engaños, abusos y muertes.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Piñera ha declarado la necesidad de avanzar, progresar y pisotear todo aquello que acentúe el tan temido (por los empresarios) e impostergable receso económico de Chile, previsto por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 

El presidente Piñera dijo que  debemos “poner en marcha nuestra sociedad, vidas y empresas”, según su teoría, para finales de abril estaríamos alcanzado “el máximo número de pacientes contagiados activos” por COVID-19, por lo tanto, los números de contagiados comenzarán a estancarse y luego  reducirse. Bajo este panorama promueve su poco preparado e incierto Plan, llamado “RETORNO SEGURO” para que los chilenos nos adentramos en esta “nueva realidad”. 

“Tenemos que pensar que esto no va a durar un mes, sino probablemente 18 meses y con rebrotes a través del tiempo entonces de alguna manera tenemos que empezar a acostumbrarnos”, como podemos observar se plantea volver a la “normalidad”, aunque las condiciones no son las pertinentes, así, entre tantas mentiras y abusos pretenden que sin ningún tipo de objeción, saltemos a la boca del lobo, al caldo de cultivo y al beneficio de los grandes empresarios. 

Como el gobierno está tan confiado en sus presentimientos, los  primeros a probar la veracidad de su teoría son nuestros niños Chilenos de las zonas rurales (como si no fuera suficiente con el escandaloso acuerdo  que irrumpe con los derechos de los niños y adolescentes entre Sename y la ANI ). 

Según el dictador de Piñera “No existe una contradicción entre proteger la salud y la vida de las personas, y proteger sus empleos, ingresos y calidad de vida, pues estos últimos también afectan la salud y la vida de nuestros compatriotas”. Estamos completamente de acuerdo con lo planteado por el señor presidente, el problema recae en pensar que las medidas a implementar no genera una contradicción entre lo anteriormente detallado. 

Si realmente quisieran proteger el ingreso, la calidad de vida y la salud de las personas, no habrían creado un BONO MEZQUINO de 50 mil pesos, entregado una ÚNICA VEZ; No se habrían pronunciado en contra de la iniciativa que prohíbe el corte de servicios básicos para el 40% más vulnerable de la población, justificando que se afecta el “derecho de propiedad” y el “derecho a desarrollar actividades económicas”, además de ser un gasto para el Estado; Estado que se supone debe amparar y preservar la vida de sus ciudadanos. 

Para traer un ejemplo más reciente, el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental aprobó de manera unánime el Proyecto minero de la canadiense Andes Copper, ubicado en plena zona de escasez hídrica y sin participación de la población.

Así, queda más que claro que el gobierno se refiere a la salud, la vida y proteger el ingreso de las grandes empresas, de los capitalistas y los carroñeros que nos quitan nuestras riquezas naturales.

¿Retorno seguro? ¿Para quien?

Por contraparte, el “proceso gradual” al cual piensan someternos será realizado en menos de 3 semanas (que de gradual no tiene nada), las escuelas, profesorxs y los trabajadorxs no están listos para afrontar tal reapertura a la “ nueva normalidad”. Primero, se comenzará con las escuelas rurales que cuenten con menos  de 100 alumnos, luego se sumarán los estudiantes de enseñanza básica y por último los de secundaria. Convengamos que  el peso del cumplimiento de las normativas y procedimientos preventivos contra  el COVID-19 recaerán directamente en los profesores. 

En nuestras escuelas nos encontramos  con un promedio de 30 a 40 alumnos por aula, se pretende que este número sea reducido a 20 alumnos, que cada uno utilice mascarillas y que la institución brinde productos de higiene. En la teoría muy lindo suena, ahora imaginense, un profesor en aula dictando que cada alumno esté separado por 2 metros de distancia, que todos utilicen sus mascarillas -aunque ya sabemos que si son mal utilizadas de nada sirven-, aún así supongamos que funcione. 

¿Que haremos en las calles cuando alumnos y trabajadores utilicen los medios de transporte?, evitar la masividad es una misión imposible y más aún si ponemos en juego la variable de reabrir los Malls (ya sea aplicando o no las restricciones que plantea). Todo está justificado siempre y cuando se beneficie al empresario. Una vez más hacemos alusión a que la “normalidad” a la cual quieren adentrarnos es la normalidad del capitalismo, en donde nos encontraremos con explotación, miseria y represión.

No hay forma de que este plan beneficia a quien dice hacerlo, a los chilenxs.  

Aunque quieran matarnos con sus enfermedades inventadas en laboratorios, con sus leyes homicidas y azotarnos con su tiranía, el pueblo resistirá y se levantará, compañerxs unidos venceremos, este 27 y 28 DE ABRIL PAREMOS EL PAÍS. 

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios en «Piñera en el país de las maravillas : Chile y su “nueva realidad”.»

Deja un comentario