RECOPILACIÓN DE LA SEMANA: ACCIONES INSERVIBLES DE UN ESTADO GENOCIDA

RECOPILACIÓN DE LA SEMANA: ACCIONES INSERVIBLES DE UN ESTADO GENOCIDA

El colapso del sistema de salud sigue siendo llevado a su máximo punto por parte de las autoridades, al impartir sus politicas genocidas y la falta de respuesta a la población.
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Hoy ya no hablamos de la probabilidad de que el sistema colapse, sabemos que es una realidad, y quienes estamos pagando las consecuencias somos nosotros: el pueblo trabajador.

El Minsal reportó el dia de ayer, miércoles 20 de mayo, un total de 4.038 casos nuevos confirmados, y 35 fallecidos, llegando a la cifra de 544 defunciones. Si hace un par de semanas, 1000 casos diarios nos retumbaba en la cabeza, miren hoy. 

Las medidas del gobierno han sido mínimas e insuficientes, y esto a terminado con la paciencia de algunas comunas, esto queda claro frente a las diversas manifestaciones de vecinos de la Pintana y El Bosque que por cuenta del  hambre alzaron la voz, buscando ser escuchados, demandando una respuesta por parte del desgobierno. 

La respuesta es una formula invariable en el tiempo, el pueblo termina siendo reprimiedo y criminalizado por levantar demanda justa, deslegitimando toda la protesta, mientas intentan minimizar un problema social muy real en Chile, que es sentido por diversas familias, EL HAMBRE.

El Desgobierno hace caso omiso a nuestras demandas, nuestros pedidos y nuestras vidas, hoy declararon que se extiende la cuarentena en 42 comunas de la RM de Santiago y el norte del país, agregando Lonquimay.

Esta decisión no la toma conjuntamente con políticas que permitan la permanencia de las familias en los hogares, partiendo de la base de una vida digna con acceso a suplir la necesidad de alimentarse y de sobrevivir. Lo hacen así, “sin más”, replicando el actual malestar social a otras comunas, imprimiendo en su accionar la mirada desinteresada del sufrimiento de las familias que hoy pasan hambre. 

A su vez, el colapso del sistema de salud sigue siendo llevado a su máximo punto por parte de las autoridades, ya que, no han sabido suplir la falta de insumos, no han tomado acciones reales para responder ante los hospitales, un claro ejemplo de esto, es el Hospital de Barros Luco, en el cual los trabajadores denunciaron que  mismo atendiendo a pacientes de Covid-19 se les niegan las mascarillas n°95, dejándolos completamente expuestos en su labor.

Una trabajadora de la salud relata: “A ningún funcionario se les dio mascarilla porque “no era para sospecha” hay compañeros con síntomas, y no pueden tomar las muestras si no hay síntomas, aun cuando trabajaron 24 horas con pacientes con síntomas””

Con estas acciones, no es raro  ver el notorio ascenso de contagios de la primera línea que combate el covid-19.  Se pone en peligro sus vidas y las vidas de sus familias.

La crisis que hoy atravesamos debe ser comprendida a través de la multidimensionalidad de sus causas. 

La precariedad del sistema de salud Chileno quedó en evidencia, y el Estado busca ratificar la culpa a la pandemia, lo que sucede, es que realmente nuestro sistema estaba en las últimas, y las  actuales gestiones no buscan salvarlo, la perspectiva neoliberal que rige el accionar del desgobierno a través de la privatización de la salud, provocó una precarización de la misma afectando  directamente a las familias obreras.  

Hoy, tenemos aproximadamente un 66% de los ventiladores mecánicos ocupados, dejando el mísero número de 390 ventiladores disponibles, lo cual, con el actual panorama y la tendencia de Chile en cuanto a los casos confirmados, no nos deja muy buenas expectativas. 

La necesidad de que la economía siga, nos está matando, hay que dejar en claro que todos aquellos sectores que no son esenciales deberían de estar paralizados con sus trabajadores recibiendo la debida soporte del Estado, impidiendo el despido y manteniendo su salario.

Pues, la no paralización conjuntamente con los términos presentados arriba, producen una mayor saturación en el sector de la salud, ya que genera que los trabajadores sigan exponiéndose al virus, ocasionando una mayor cantidad de contagios, saturando así también a nuestros compañeros que se encuentran al frente en los hospitales. 

Las decisiones que el Estado ha tomado, dejan en claro que la economía se impone ante la vida. 

El desgobierno ha invertido fuertemente en los máximos exponentes del aparato represivo (los militares y carabineros), dejando aún lado los trabajadores de la salud, los bomberos y por lo tanto una parte muy importante de la seguridad social que el pueblo necesita.

Esto ocurre debido a que la economía está pasando por una de las peores crisis mundiales que solo puede ser superada por una tercera guerra mundial. Así, la pandemia está siendo utilizada como excusa, para impedir los grandes levantamientos de los trabajadores de todo el mundo. Un gran ejemplo de esto en toda América Latina, son las leyes fascistas que están criminalizando las manifestaciones como actos terroristas, que fueron (o están siendo) impuestas en Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia

De esta forma, la saturación y la crisis del sistema sanitario juegan un papel fundamental, ya que , generan miedo, pánico y terror, logrando contener las manifestaciones sociales bajo el lema quédense en casa ( siempre y cuando sigan yendo a trabajar).

El Covid-19 es real y mata, por lo cual hay que cuidarse, no decimos lo contrario, pero debemos resaltar la utilización que se le está dando como mecanismo de control. 

El empresario mantiene sus privilegios mientras, el pueblo pone los muertos

No solo la falta de acciones frente a sectores no esenciales provoca un aumento de los contagio, la falta de recursos y políticas de protección efectiva que acompañen a la cuarentena también impiden el cumplimento de la misma, las familias se ven azotadas por la cesantía lo cual le impide quedarse en sus hogares, generando así circulación en las calles y el aumento posible de contagios. 

El gobierno genocida no aprende de sus errores, pero nosotros sí, nosotros debemos aprender. No debemos seguir esperando una reacción justa por parte del gobierno, no podemos colocar nuestras esperanzas en partidos políticos y sus falsas promesas, es hora de gestar una real organización popular y de base, donde seamos nosotrx quienes demos respuesta a nuestras necesidades, a nuestras demandas a partir de discusiones y consensos. 

El hecho de que ellos se estén preparando con leyes y equipamientos represivos, significa que saben que el pueblo organizado y unido puede generar la tan temible revolución en el cual la redistribución y la justicia social al fin llegarán.

¡Nos libraremos de las cadenas represivas del sistema Neoliberal! A no decaer, esto recién comienza, ARRIBA LXS QUE LUCHAN!!! 

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario