RESIDENCIAS SANITARIAS: NIEGAN ACCESO A LAS PERSONAS EN SITUACIÓN CALLE

RESIDENCIAS SANITARIAS: NIEGAN ACCESO A LAS PERSONAS EN SITUACIÓN CALLE

Desde la negativa de las residencias sanitarias a recibir personas en situación calle, hasta las condiciones indignas de quienes allí pasan la cuarentena
PRIMERA LÍNEA REVOLUCIONARIA

Si bien sabemos que la crisis en Chile está golpeando de manera feroz a los sectores populares y trabajadores del país, la realidad para muchas personas en situación de calle se torna aún más difícil.

Desde la situación de violación de derechos y abuso a los que se han visto sometidos por parte de entes de la represión y por parte de grupos de civiles de carácter fascista. Quienes se han encargado de desmontar carpas, golpear personas y desalojarles violentamente de sus lugares de pernoctar, se suma la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran en medio de la crisis sanitaria.

Donde por su condición de sin techo, se ven marginados de recibir tanto, hospitalización para situaciones de salud graves derivadas de la infección por Covid-19, como de un lugar donde poder pasar, una cuarentena segura dentro de una residencia sanitaria ante la sospecha fundada de tenerlo en pleno invierno.

La indolencia de las distintas autoridades encargadas de regular la entrada a las residencias sanitarias, deja sin ninguna posibilidad de resguardo a quienes por salubridad tanto pública como personal, deberían estar en las mismas condiciones de amparo que cualquier ciudadano.

La crisis social que se ha visto profundizada por la pandemia, toca de cerca y con tremenda fuerza a los sectores más vulnerables de nuestra ciudadanía y lamentablemente no existe ningún organismo estatal que responda por su integridad física con pandemia o sin ella, producto de las políticas perpetuadas por los gobiernos de turno.

LA SITUACIÓN DE LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE FRENTE A LA PANDEMIA

Recientemente el periodista independiente, conocido como Corresponsal Ciudadano, realizó una investigación de campo, donde se demuestra que efectivamente frente a un caso sospechoso de Covid-19 por contacto cercano, presentando todos los síntomas y siendo este una persona sin hogar, en la comisaria le cerraron las puertas, por lo que no pudo acreditar correctamente su necesidad de permanecer en residencia sanitaria. Por otra parte, después de una llamada a call center destinado a realizar consultas y peticiones de lugar en residencias sanitaria, se pudo constatar la negativa de parte de este organismo a recibir a una persona en situación de calle,  a pesar de necesitar este beneficio.

La excusa utilizada por el organismo fue que estas personas podrían ser portadoras de infecciones y otras enfermedades que contagien a los otros habitantes de las residencias sanitarias.

Además de esto, el empleado del Call Center, alega que dentro de la pauta entregada por el MINSAL, las residencias sanitarias no acogerían a personas en situación de calle.

Según órdenes del Ministerio de Salud, entregadas en la pauta para las residencias sanitarias, las personas en situación, calle, no son aplicables a un cupo dentro de estos recintos.

LA RECTIFICACIÓN

Después de que este vídeo se le hiciera llegar a distintos personajes políticos, donde queda en evidencia la falta de cuidado para con las personas en situación de calle, la persona denunciante, fue inmediatamente admitido en una residencia sanitaria en Las Condes, esto a raíz no del despertar de una humanidad inusitada por parte de las autoridades, si no a la necesidad de evitar que el caso desnudara aún más, el sistema de desigualdad imperante en Chile.

¿Sin embargo, que sucede con la gente que sufre una situación de calle y que no ha tenido la oportunidad que le hagan un reportaje y ayuden con su denuncia?

EL PROBLEMA DE FONDO

En primera instancia ya es muy grave que se le niegue un lugar de reposo a una persona en situación de calle, y que esta negativa sea argumentada por el mandato expreso del organismo de salud en el país, la aporofobia crónica que viene goteando desde los sectores más altos, hasta los medios y algunos bajos, tiene su expresión más cruda en estas situaciones y eso, no es tolerable bajo ninguna circunstancia.

En segunda instancia, tenemos la situación dentro de las residencias sanitarias que están destinadas al ciudadano común, usualmente es precaria, debido a que carecen constantemente de las condiciones dignas de residencia para una persona que se encuentra enferma, sobre todo de una enfermedad respiratoria como el Covid-19, donde rápidamente se puede ver comprometida la vida de la persona que la padece.

La falta de acondicionamiento por parte de los entes responsables de estas residencias, en este caso el MINSAL, dice claramente que la única función que se cumple por parte de este organismo es la de licitar los contratos de los sitios que operan como residencias sanitarias, más no se preocupan de que estas cumplan con las medidas de higiene, seguridad y salubridad necesarias para albergar a pacientes o posibles pacientes que padezcan Covid 19.

Por su parte, las residencias contrario a darle una solución al problema, responden con amenazas y desalojos a quienes se atreven a pedir una mejor condición dentro de estos recintos.

RESIDENCIAS SANITARIAS, SIN CONDICIONES SANITARIAS

Las denuncias por la falta de condiciones dentro de las residencias, se van acumulando dentro de la lista de cosas que están mal con este Sistema, Es así como tenemos la situación de Puente Alto, donde se hizo la denuncia por parte de Jorge Alvarado, quien mostraba en un vídeo las condiciones dentro de la residencia en la cual estaba pasando la cuarentena, y posterior a esto, fue desalojado violentamente por parte de entes de la represión, también tenemos el caso de amedrentamiento del que fue víctima la persona en situación de calle, quien denuncia la falta de higiene, implementos sanitarios y calefacción en el lugar de residencia y podemos apreciar en el siguiente vídeo como es sutilmente amenazado de ser devuelto nuevamente a la calle si “no cumplía con las normas del recinto” es decir, quedarse callado.

LA DIGNIDAD NO SE PIDE SE EXIGE.

Lamentablemente en Chile, tenemos un sistema que trata como ciudadanos de segunda clase a las personas del común que seriamos el 98% de la población, donde cada beneficio social, a parte de ser duramente disputado por parte de la ciudadanía a los dueños del país, las veces que este beneficio efectivamente llega a quien lo necesita, lo hace con letras chicas, malas condiciones y un desprecio total por la dignidad del pueblo, como si estuvieran haciendo un favor y no retornando una parte microscópica lo que el pueblo con su trabajo ha generado al país teniendo en cuenta que este es manejado por un Estado capitalista, dirigido por el empresariado.

Que sigan las denuncias de las malas praxis dentro de cualquier institución dedicada a la ciudadanía, que sigan las denuncias y las funas a las empresas que no cumplen con los protocolos para el cuidado de sus trabajadores, que siga la protesta frente a un Estado indolente, criminal y apático a las necesidades de su pueblo.

ESTE ARTÍCULO FUE HECHO CON LA COLABORACIÓN DE CORRESPONSAL CIUDADANO, QUIEN REALIZO UNA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE QUE NOS PERMITIÓ CONOCER LOS HECHOS EXPUESTOS RECIENTEMENTE.

EL MEJOR APORTE AL PERIODISMO INDEPENDIENTE, ES EL APOYO, TE INVITAMOS A SEGUIR A CORRESPONSAL CIUDADANOS EN SUS REDES SOCIALES

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/corresponsal2020/

YOUTUBE: https://www.youtube.com/channel/UC2UuGdCBqHlexQjjLAmUGZg

¡ARRIBA LXS QUE LUCHAN!

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez la estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”. (Rodolfo Walsh)

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario