La derecha, la Concertación y el FA votan unidos en contra de que las propuestas ciudadanas pasen directo al texto constitucional

Esta moción buscaba generar mecanismos de democracia vinculante, donde la ciudadanía pudiera incorporar directamente al texto constitucional, indicaciones que fueran de su interés, mediante la recolección de firmas.

FRENTE A SU CAMPAÑA ELECTORAL, NUESTRA CAMPAÑA ES DE ORGANIZACIÓN Y LUCHA.

No nos oponemos a las esperanzas democratizadoras de nuestro pueblo. Criticamos de manera directa a las y los dirigentes que siembran expectativas falsas al interior del movimiento popular respecto del proceso institucional en curso, y le decimos con claridad a nuestro pueblo, que el sistema político – incluida la futura Convención Constitucional – no es capaz de llevar adelante las transformaciones democráticas hasta sus últimas consecuencias, pues el orden social del capital se ha demostrado incompatible con la democracia y la soberanía popular. Nos oponemos a ser vagón de cola del itinerario trazado por los sectores en el poder y por ello rechazamos este proceso constituyente.

Lavín ratifica lo que dijimos sobre la Convención de Piñera: votará por el «Apruebo y por cambiar la Constitución». Porque así salva al sistema de explotación y miseria.

La pregunta surge sola ¿por qué un representante de la peor derecha pinochetista y de los empresarios votaría a favor de cambiar la constitución que le ha servido todos estos años?