No los olvidamos hermanos: Los mártires de Corpus Christi marchan con nosotros hasta la victoria.

Lo que ninguno de ellos sabía, es que este acto inhumano no solo permitirá seguir recordado a nuestros hermanxs por siempre, si no que además plantaron la semilla de la rebeldía para que esta sea cosechada en nuevas generaciones.